miércoles, 23 de diciembre de 2009

¿Interesa?




¿Interesa la política? La respuesta lógica debería ser; “sí”. ¿Pero es así? Claro, nos afecta en el día a día, debería ser la continuación de la respuesta.
Pero tengo mis terribles dudas, a pesar que cada día en los medios, mayoritariamente, sólo se habla de los políticos, de sus salidas de tono, de sus meteduras de pata, de sus choques dialécticos, de sus “y yo más”… Pero, ¿cuándo se habla de ideologías, de conceptos, de valores, de ideales, en definitiva de política?
Porque no creo que sea política; hablar de corrupción, de cantos de sirenas, de declaraciones altisonantes, de actos vacuos, de normas inservibles, de campañas de humo, de irrealidades, de ensoñaciones de amasadores de voluntades.

Así, ¿interesa la política o se vota por inercia? Ando últimamente escaso de fe y creo que para que una sociedad esté interesada en los movimientos políticos y en su vida diaria, debe estar implicada en él. Debe involucrarse en su desarrollo, y así las propuestas se deben edificar desde la base, generando las necesidades y a su vez, las alternativas que se esperan o se desean.
Pienso que la sociedad no puede ser un ente pasivo que vote cada 4 años en unas elecciones. La ciudadanía no es soberana, sólo, cada 4 años, sino debe ser responsable y participar en la edificación de la sociedad en la que vive, no sólo con su voto, sino con el interés y la participación.

Por ello, las propias administraciones deberían apostar por incentivar, potenciar y desarrollar una red de participación ciudadana, que otrora existió, que sea crítica, formada, consciente de su posición, de sus derechos, pero también que sepa que su actuación conlleva unos deberes que se les exigirán, por el resto de conciudadanos.
Pienso que sería un primer paso en el camino, para que la sociedad se implique, no sólo en la política, sino (y más importante) en el propio desarrollo del entorno que le rodea. Sería una forma de responsabilizar a los ciudadanos y también aumentaría la exigencia a los representantes políticos sobre sus acciones.

martes, 15 de diciembre de 2009

lejos de la Europa ilustrada




“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres” (Pitágoras)

Así se expresaba Pitágoras hace ya muchos siglos, cuando el mundo casi empezaba a andar y la civilización estaba dando sus primeros balbuceos.
Hoy mucho tiempo después, siento que esta frase se podría suscribir de una manera trágica, cada día.

Estamos en un país, teóricamente, moderno, competente, eficaz, a la vanguardia en ciertos campos. Pero. ¿podemos decir que somos un estado ilustrado, culto, crítico, qué sabemos pensar? ¿qué sabemos desgranar la realidad para encontrar la verdad? Sabemos diferenciar la burda mentira o las vísceras que nos exhiben y nos lanzan como carnaza de alto periodismo, en según que medios.
Yo personalmente, tengo mis dudas. Y no voy a cargar contra los medios de comunicación. Ya he hablado de sus trincheras ideológicas anteriormente. Me aterra más aún que su juego provocador, los pocos recursos de los que hacemos gala, para poder afrontar la realidad que se nos presenta. Las provocaciones que se nos lanza desde la política, desde la realidad cotidiana, la bazofia que nos venden como espectáculo desde las televisiones.
Llevo mucho tiempo pensando que se nos ha educado, para obtener un determinado título académico, cada cual, el que ha querido o el que ha podido. Pero independientemente del grado de ese título, creo que no se nos ha enseñado a pensar de forma crítica, autónoma y madura. Nos creemos moralmente superiores por haber acabado una formación universitaria. Cuando ésta no te capacita para casi nada. No te habilita para ser persona humana, para tener una calidad humana, moral y filosófica. No te hace mejor que otra persona que no ha llegado a la universidad. Ese título sólo te da unas posibilidades de trabajo, sin más.
Por eso, sigo pensando que nos queda mucho camino por recorrer para poder acercarnos a la Europa ilustrada que no sólo es ficción en la cabeza de los ilustres pensadores, sino que existe en la realidad, aunque los hooligans cada verano se resistan a que nos lo creamos.

martes, 8 de diciembre de 2009

Una decisión incómoda




Esta mañana leía en un diario digital, una entrevista al autor de una de las pocas biografías que narra la vida de Victoria Kent.

El valor de esta abogada fue mayor que el de cualquier personaje de la época, ya que no sólo tuvo que lidiar con su condición de mujer en una sociedad machista, atrasada, inculta e ignorante, sino que tuvo que batallar contra sus propias compañeras. Para poder explicar una decisión que era muy poco popular. Como una mujer que había llegado a ser diputada, se negaba a que las mujeres votasen.
Desde la perspectiva que da el paso de las décadas, creo que los hechos le han dado la razón.

Tristemente las mujeres vivían en esa época y desde tiempos inmemorables, bajo el yugo de su padre, luego del clero y su marido que eran los que acababan dictaminando lo que debía (o no) hacer.
Por eso, entiendo la posición que defendió Victoria Kent y creo que era lo más consecuente que se podía hacer, anteponer los valores políticos, de futuro y compromiso de toda una clase oprimida, a sus propias convicciones personales.
Sabía las circunstancias que rodeaban a sus coetáneas, su lamentable estado de sumisión, su incapacidad de poder elegir libremente, dado que no tenían las herramientas necesarias para poder elegir. No habían recibido una educación que les permitiese valorar de una forma objetiva, libre, sin prejuicios y sin ningún tipo de presión externa que opción política les interesaba. No hablo de adoctrinamiento desde la educación, yo defiendo la capacidad de razonamiento que otorga la educación y lo necesaria que es esta misma, para que luego pudiesen escoger.
Por ello, entiendo que faltó un trabajo social previo que hubiese llevado a una emancipación intelectual de mujer.

domingo, 29 de noviembre de 2009

la realidad triturada




Me ha venido a la memoria, lo que me contaba un amigo periodista, cuando le pregunté que alternativa tenían ellos si tenían que escribir algo en lo que no creía o de una forma que no se ajustaba a la realidad. Él me contestó que la opción era no firmar la noticia.
Debo reconocer que me sorprendió la solución que me planteó, tal vez porque no veo Tele Madrid, puede ser.

Pero después de un tiempo, en que el he padecido un aislamiento de los grandes medios de comunicación, de sus seriales de noticias precocinadas y de sus dardos diarios, me vuelvo a sorprender, tal vez tontamente, de cómo maquillan, edulcoran, magnifican, preparan los hechos para adecuarlos a la realidad que cada medio tiene creada. Ya que parece que lo importante no es que sucedan hechos, bajo un libre albedrío, sino que las noticias tienen que encajar con su visión del mundo o las adaptaran a él. Dando la sensación que todo responde a un interés preconcebido y maquinado.

Tal vez sea iluso al pensar que los medios de comunicación deben estar para eso mismo, para comunicar las noticias e informar. Para que los receptores de las noticias tengan los elementos suficientes para poder formarse una opinión, pero actualmente cualquier medio te tritura la noticia y te la ofrece digerida. Para que nadie tenga que pensar por sí mismo, configurando ellos, la opinión de su audiencia.
Así, de esta manera, los medios no son más que las trincheras ideológicas de las formaciones políticas, desde las cuales se tiene que mantener a los fieles, sectariamente alineados y sin capacidad de crítica, preparados para defender las trincheras políticas en los bares y taxis.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

fàstic




"Sent fástic"... Me da asco... mucho asco ver que cada vez que sale Mallorca en los medios de comunicación nacionales es para hablar de supuestos casos de corrupción...

Un ex president que compra palacetes, la presidenta del Parlament que la enganchan ahora... un secreto a voces?¿... un ex alcalde conservador que metió la mano hasta el fondo y se la pilló con la puerta... Y así otros tantos que se han ido de rositas sin ser imputados, o indemnes de una forma que alguien tendrá que explicarme algún día, porque en Balears han votado argentinos que nunca han residido, ha habido espionaje informático, viajes oficiales a Moscú que incluían gastos en bares de alterne, recalificaciones muy sospechosas y construcciones de grandes obras (Palma Arena y Son Dureta II) en lugares o sorprendentes o con presupuestos descabellados...
Hemos tenido ediles que les han grabado conversaciones en las que se les oía como pedían comisiones para recalificar terrenos.. Pero como eran grabaciones sin autorización de un juez... No pasa nada, aquí paz y después gloria...

¿Tan cortos de vista somos? ¿Estos son los gobernantes que nos merecíamos? ¿Cuándo perdieron la dignidad?

Ya lo dijo un alto cargo del PP de Mallorca hace unos años; "si el PP tiene más casos de corrupción en Mallorca es porque gobierna en más sitios..."
olé!...

Por cierto, nadie se rasgó las vestiduras y le hizo dimitir por la barrabassada (burrada) que soltó...

viernes, 13 de noviembre de 2009

feliz aniversario?¿




Estos días muchos se ha hablado del primer aniversario de tu victoria electoral ante Mc Cain... Si bien es cierto que es un período corto para poder valorar tu trabajo y tu cometido muchas son las piedras que tienes en el zapato, aún, un año después…

¿Qué hay de Irak y su avispero? ¿Qué te parece que los mismos señores de la guerra sean los que manejan la economía de Afganistán y rijan los destinos de ese país? ¿Qué piensas del apaño electoral? ¿Tan reprochable como el de Irán? ¿Qué solución ves a la carrera nuclear? ¿Por qué los “buenos” pueden tener armas nucleares y hacer pruebas y los “malos” no?
¿Qué hay de Cuba y las medidas estéticas que has hecho respecto al bloqueo económico que viven los cubanos, que no sus dirigentes? ¿Cerraste de verdad Guantánamo?

¿Has convencido a las grandes industrias para que contaminen menos o las cumbres sobre el medio ambiente siguen siendo una pérdida de tiempo?

Al menos la reforma sanitaria en EEUU sigue adelante, aunque habrá que ver cual es el texto real, su alcance y su desarrollo…

Oye! ¿Qué hay de aquello de aprovechar la crisis para refundar el capitalismo? ¿En qué a quedado esa historia…?

Una curiosidad, ¿por qué apoyabas al candidato republicano para las elecciones a la alcaldía de Nueva York, en contra de la opinión de tu propio partido?

Bueno, aunque algo habrás hecho… te han dado el Nobel de la Paz… aunque acá le han dado el Ondas al mejor presentador a Jorge Javier Vázquez…

martes, 29 de septiembre de 2009

¿No te suena de nada?




“Cuando llegué aquí con el autobús, todo el mundo rechazaba trabajar en este trabajo. Y la gente del pueblo se negaba a que sus hijos trabajasen, decían que ese trabajo era para los de fuera.
Pero llegó una fuerte crisis y al ver que sus hijos perdían sus empleos, los mismos que deleznaban de nuestros empleos, fueron a la empresa para pedir que los contrataran… claro… esto no pudo ser porque no había vacantes.
Así la gente, se mostraba molesta con nosotros porque teníamos un trabajo y nos echaban en cara que nosotros les habíamos quitado el trabajo. Habíamos venido de fuera, para quitarles el trabajo a los de aquí.”

Esta historia me la contó, el sábado, el padre de la chica con la que estoy, nacido en Málaga y minero de profesión en la zona de Teruel…

¿No te suena de nada? Tal vez, no debamos olvidarnos de nuestro propio pasado...

sábado, 26 de septiembre de 2009

olor a naftalina




¡Qué tolerante que somos todos! ¡Qué bonito es ponerse el traje de tolerante todas las mañanas y repetir delante del espejo, antes de salir disparado hacia la redacción de turno; “recuerda soy tolerante, soy tolerante, soy tolerante”…! Al final alguno casi se lo creerá y todo, pero si rascamos un poquito, vemos que entre las costuras asoma ese olor rancio naftalina y aceite de ricino.

Por eso, estos personajillos han aprovechado la coyuntura para rajar de dos crías que han aparecido en una foto vestidas, como les ha dado la gana. ¿Son góticas? ¿Dónde pone que sea un delito vestir así? Bueno, tal vez en su mente diseñada para ver el blanco y el negro de hace décadas, donde todos eran personas de buena familia y oraciones los domingos.
¿Dónde pone como deben ir vestidas unas crías? ¿Es más correcto vestir como unas pijas, o como barbies, rematadas con sutiles colores pasteles y grandes lazos rosas? ¿Por qué estas adolescentes no pueden demostrar lo que son y deberían jugar un papel que no es el suyo? Si sus padres han decidido que las chicas se comporten con naturalidad en todas las circunstancias, es muy loable.

Al final en todo esto sólo subyacen dos cuestiones, una aprovechar cualquier oportunidad para derramar todo nuestro odio, en forma de rabiosa bilis sin sentido contra nuestros “rivales” y el perenne, y muy lamentable, ejercicio de ridiculizar a todos aquellos que no son como “nosotros”…

miércoles, 16 de septiembre de 2009

¿cómo es posible que no haya alternativa?



¿Por qué creemos que no hay alternativa?
¿Por qué creemos que Europa y el mundo, sólo pueden ser liberales o “azul”?
¿Por qué sólo concebimos como izquierda el comunismo, y en consecuencia lo consideramos extinto desde la caída del muro de Berlín?
¿Por qué no somos capaces de ver que el actual estado del bienestar es herencia directa de las políticas socialdemócratas?

Me opongo a pensar que sólo nos quede ir a llorar por las esquinas. Los socialistas deberíamos ver que los tics y vicios que hemos asumido de las políticas liberales han hecho que poco a poco, nuestro mensaje se difumine, pierda credibilidad y se debilite ideológicamente.
En parte este viaje de la izquierda ha permitido que la derecha se apropie de gran parte del electorado y de los pilares de la lucha ideológica de la izquierda.

Mas es duro pensar que la izquierda está esperando su defunción. Me resigno a caer en este escenario, no por sentimentalismo, sino por convicciones, por ideas, por valores, por el compromiso con los iguales, con los compañeros, con los trabajadores.
No podemos olvidar cual es nuestro mensaje, quienes son los que han confiado una vez en nosotros y a que intereses respondemos. Debemos ser consciente que la izquierda no debe pasar a ser considerada una reliquia del pasado, un elemento decorativo en el parlamento, o una denominación vacía de contenido.
Nos debemos a un programa, una ilusión y una esperanza, por una sociedad más justa, más igualitaria, más comprometida, más solidaria…
No podemos pensar que la izquierda es prescindible, cuando suenan lúgubres ecos que nos piden que la cuerda se rompa por el extremo del trabajador y nuestros derechos.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Que viva España!



Qué viva España!

Esa España mía, esa España nuestra; sectaria, casposa, amnésica, ruidosa, de vodevil, morbosa, inculta, chabacana, mafiosa, holgazana, amiga del enchufismo, corrupta, violenta, machista, mentecata, meapilas, inmóvil, resignada, apocada, dominada, irrelevante, zafia, sumisa, inquisitiva, cotilla, sorda, folclórica, hortera, taurina, cañí, de paella, pandereta y olé!

miércoles, 22 de julio de 2009

abrir la mano

¿Qué somos?

Por las ruinas de la ciudad que dibuja mi mente, con olor a azufre, fuego y carne quemada deambulan con aire cansado y tristeza, hambrientos niños con sus tripas hinchadas, mujeres de más allá de los mares que encierran sus deseos en cuartos con olor a sexo y miedo, enormes pájaros metálicos sobrevuelan con sus vientres llenos de muerte e ignorancia.
Por mi cabeza se exhiben impunemente santos varones ricos por vender sueños de una Arcadia que no existe, por robar futuros cuando éstos, inocentes, aún debían de soñar con tocar la Luna. Por creer que la vida tiene un precio y un final que ellos determinan, adosado a una bala o una bomba.



No sé lo que somos, no se a donde vamos, sólo veo que respiramos el hedor de nuestro dictado enemigo, sorbemos sedientos la sangre que brota a borbotones de sus flaquezas, olemos su miedo y excitados disfrutamos con ello.

No sabemos respirar el aire que cada mañana nos regala la tierra, apreciar el momento que el cielo eclosiona en mil sonidos, sabores, olores, formas, colores con el primer rayo matutino, no sabemos escuchar la voz de Gaia que nos llama y nos cura nuestra heridas en su regazo, en vez de ello, preferimos lamernos las heridas con el rencor y el odio de la derrota. Así cerramos las manos, apretamos los dientes y con furia y violencia, no sabemos volver a abrir la mano y ofrecerla.

jueves, 16 de julio de 2009

el flaco favor de los estómagos agradecidos




Es cierto que ha sido necesario transferir las competencias de sanidad a las CCAA, pero este proceso de descentralización no se ha sabido explicar y es mal interpretado por gran parte de la población y además es usado políticamente. No en vano, mucha gente pide que se recentralice las competencias de sanidad, de forma errónea, dado que sería un importante retroceso.

Además esta el tema que según el color político de una comunidad o de su voluntad de invertir en la salud de sus ciudadanos, se crean desde diferentes modelos sanitarios (como puede ser el caso de Madrid, en comparación al desarrollo de la sanidad andaluza) o se profundiza en un mejor sistema sanitario, más cercano a la realidad o se basa sólo en campañas de propaganda que sólo sirven para enmascarar actuaciones inútiles o superficiales que no mejoran los verdaderos problemas de los ciudadanos, en referencia al sistema de salud que presentan. Así se realizan muchas operaciones de maquillaje o populistas dentro de los sistemas sanitarios que sólo sirven de parche, para demorar la verdadera decisión de reformar el sistema sanitario y poder convertirlo en un modelo con una mejor cobertura, una mayor garantía, una mejor eficiencia y calidad. Siendo además un sistema que permita una mayor participación de la sociedad, y así una mayor satisfacción de los propios usuarios.

Así creo que estamos ante un grave problema dado que al final la sanidad (y por extensión la salud de los ciudadanos) depende de una élite política o de burócratas que carecen de una buena base sanitaria y de gestión de la misma. Por ello tanto las cabezas visibles de las consellerias responsables de la sanidad, como toda la pirámide gestora debería dejar de ser puestos políticos, para que la gestionasen personas, profesionales que conozcan y tengan los recursos y conocimientos necesarios para poder mejorar la calidad, la eficiencia y la satisfacción de los usuarios.

martes, 14 de julio de 2009

China, Libia, Guinea y otras hierbas...



Viendo como se desarrollan los hechos y con lo frágil que es la memoria, me alegra hacer un pequeño esfuerzo y ver en que barco me situaba por estas fechas, hace un año. Cuando se alababa que los Juegos Olímpicos iban a ser un trampolín para democratizar China o que servirían para que los derechos humanos entrasen en ese régimen totalitario, también recuerdo como se lanzaba algún balón fuera, desde la bancada de los soviets.
Mis quejas iban enfundadas de amargura por la opresión que estaba (y está) sufriendo el pueblo tibetano, para decidir su futuro, ante la mano de hierro que aplica el ejército chino en esa región ocupada.

Hoy casi un año después de los JJOO, podemos ver como los dirigentes chinos consiguieron esa celebración deportiva, como campaña de marketing, dado que la situación en el lejano oriente sigue siendo similar, para otro pueblo que está siendo oprimido, los uigures. Nada nuevo, mano de hierro contra los que se rebelan o reclaman una mayor libertad individual y que los derechos humanos sean reconocidos. No en vano en China, como denuncia Amnistía Internacional, hay personas condenadas por pedir un cambio democrático.

Pero todo sirve cuando estamos ante un poderoso país que puede generar miles de suculentos convenios a otras naciones, por eso callaron ante la falta de respeto a los derechos de las personas, el resto de naciones y aún vulnerando el significado (teórico, ya) de los JJOO, permitieron que se sucedieran acciones violentas contra el pueblo tibetano.
Así esta situación lejos de ser extraordinaria vemos como se hace cada día más habitual, donde se satanizan aquellas dictaduras que no interesan y se ensalzan los importantes avances que hacen aquellas de las que se puede obtener un beneficio económico, comercial o de suministro de energía. Aunque esos supuestos avances, en muchos casos no sean nada más que campañas de humo, para lavar de cara a la galería, el bochornoso espectáculo de estar financiado a estados totalitarios y corruptos.

martes, 7 de julio de 2009

¿qué hacemos con el juguete?

Hace muchos años cayó en mis manos un libro que relataba como Franco usó a los miles de presos republicanos, como mano de obra barata para acometer sus obras (o las de sus amigos), así se hicieron presas, minas, vías de transporte, e incluso se levantó Puerto Banús a bajo coste, pero sin duda la más conocida, es el único mausoleo en Europa que rinde culto y pleitesía al sátrapa de turno, sin duda el lugar de infausto recuerdo y dudosa honra más significativo es el juguete predilecto del rancio dictador español, el Valle de los Caídos. Un espacio donde recordarnos durante toda la eternidad que jugó con el destino de los españoles, que destruyó la única democracia que se conocía hasta la fecha, que humilló a los republicanos encarcelados y desterró de la memoria colectiva a los que se escondieron, huyeron o murieron bajo los tiros de sus sicarios.



Por eso, ante semejante afrenta a todos los sentidos (y no sólo el artístico y visual) que supone semejante excavación en la piedra con su cruz vigilando a los muertos que encierra en sus tripas, conviene reflexionar que hacemos con el juguete que se hizo Franco para alimentar su particular ego.
Yo no abogo por aplaudir las palabras del abad, en las que pide que; “pueda ser, de manera eminente y eficiente, ese ámbito de presencia de Dios a través de los símbolos sagrados y del culto que lo caracterizan. Para que sea un espacio para la paz de los corazones a través de la quietud y la religiosidad” como expresaba en la homilía que se celebró en honor a Franco el último 20 de Noviembre.
Yo no abogo porque se reserve ese espacio para el uso clerical, deberíamos ser mucho más ambiciosos y convertir, ese socavón en la pared que alimenta el más gris de todos los recuerdos del franquismo, en una explicación de lo que fue y supuso para nuestra historia. Quien fue Franco, que supuso su dictadura, que fue la República y porque España tuvo una Guerra Civil, a su vez no se debería olvidar explicar quien construyó (y bajo que condiciones) este mausoleo a la infamia.

jueves, 2 de julio de 2009

¿es lo mismo?

Es cierto que no hay nada como el prisma para distorsionar un hecho similar, según quien lo encabece.

Esta noche se lanzaban áspides en un diario monárquico y de buena familia contra una iniciativa de promoción turística de una provincia, hacia un sector social, caracterizado por tener un poder adquisitivo relativamente elevado. Visto así no deja de ser sorprendente que este diario esté en contra de crear una fuente de riqueza y de empleo en una parte del estado, pero la cosa cambia la propuesta viene del PSOE y la diputación es Granada. Llegados a este punto consideran del todo intolerable que se invierta dinero público en costear la estancia de representantes de relevantes asociaciones de homosexuales, transexuales… Ups! No había comentado este pequeño detalle. Vaya memoria la mía. Supongo que también habrán puesto el grito en el cielo porque los destinatarios no son personas normales, como aludía un tertuliano, en la tele, mientras cenaba esta noche, mientras otro le replicaba que flaco favor hacían a Granada…



Lamentable muy lamentable tener que seguir oyendo estas barrabasadas a estas alturas de la película. ¿Cuándo una administración invita una estrella del cine a pasar un fin de semana en una ciudad, para que la promocione está bien invertido el dinero? ¿Y cuando invitan a algún deportista? ¿o cuándo lo contratan como imagen de una comunidad, con un gasto muy superior a lo que supone esta propuesta, es una buena inversión? ¿La inversión de Madrid 2012 es una buena inversión? ¿Y si ese deportista, ese actor fuese gay, estaría bien hecha la inversión?...
… ¿no será que aun creemos que la homosexualidad se contagia? ¿O que merecen estar encerrados en un manicomio para que se curen? A ver si estos santos varones van a creer que el dinero que está en la cartera de un homosexual son billetes del monopoly o sus tarjetas no las pueden aceptar en los hoteles de Granada… alguno aún deseará que en las puertas de los hoteles pongan un cartel que ponga; “Gays no”

Todas estas mentes que disfrazadas de patriotas y buenos demócratas, sólo demuestran cada vez que se les rasca la superficie lacada, que se cayeron del caballo de la nostalgia.



Así el mismo periódico que aludo al principio; en otra noticia así se expresaba, en referencia a los gays que van a estar este fin de semana en Madrid; “los visitantes son varones con un alto poder adquisitivo y con estudios universitarios finalizados, tal y como explican los responsables de Turismomadrid, la sociedad pública dependiente de la Consejería de Economía que se encarga de fomentar el turismo en la región. Hace unos dos años, esta sociedad decidió destinar una parte de su personal específicamente al segmento de los gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, LGTB, en las siglas que manejan los expertos. Esta es una decisión coherente con el comportamiento del mercado. De hecho, muchas agencias de viajes han creado ya un departamento específico dedicado a satisfacer a sus clientes LGTB.”“En Turismomadrid cuantifican entre 150 y 180 diarios lo que gastan durante su estancia en Madrid, una estancia que suele prolongarse por una media de cuatro noches.”



¿Sorprendente? ¿No habíamos quedado que los gays eran malos? ¿O es el dinero público en fomento del turismo que usa el presidente de la diputación de Granada? ¿O en Granada los gays son malos y en Madrid buenos?

lunes, 29 de junio de 2009

democracia, ¿para todos?



Llevo varios minutos viendo como el cursor tintinea en la pantalla de Word, mientras mi mente se abstrae, intentando imaginarme como será este mismo instante en Honduras. Como se vive un golpe de estado, un golpe militar contra la democracia, contra el sistema que han mantenido los propios hondureños con sus deseos transformados en votos.




Así estos deseos transformados en un gobierno se han convertido en quimera, por la contundente acción de una élite militar auspiciada por sus tocayos burgueses. Estas acciones nos retrotraen a la profundidad de la era de los tiempos, cuando los gobiernos eran depuestos y derrocados, según los intereses de las juntas militares y las clases pudientes nacionales. Cuando la democracia era respetada y valorada, según las ganancias que producían a los pudientes empresarios y a los estados que controlaban esas débiles economías.
Tal vez sea iluso pensar que estos hechos en el 2009 no deberían reproducirse, pero pienso que es totalmente denunciable y todos los países deben implicarse en que la democracia sea devuelta a Honduras y que el presidente Zelaya pueda seguir ejerciendo su cargo según los designios de sus ciudadanos. Tampoco me sirve de justificación que se explique que el parlamento, la justicia y algunos sectores de su partido no le apoyaban, porque no creo que el procedimiento que se ha usado con el mandatario hondureño sea el más correcto; despertarlo de madrugada a punta de pistola y mandarlo a Costa Rica exiliado. Si esto fuese así, los presidentes del mundo deben estar temblando ya que la próxima vez que pierdan unas votaciones en el parlamento o alguien de su partido se muestre contrario a la política que está llevando, pueden acabar en un helicóptero volando a Siberia… Tampoco entiendo la implicación de los tribunales en política, cuando ellos deberían ser garantes del respeto a las leyes y a la democracia que los militares no han respetado.

Por ello, como explicaba Olof Palme, hay que respetar los procesos democratizadores y no intervenir en ellos negativamente, por intereses ajenos al propio desarrollo del país. Ya que la democracia no son contingentes de militares, ni escuadrones de la muerte, y sí es humanismo y conciliación.

miércoles, 24 de junio de 2009

Maquillando los hospitales




El maquillaje es muy importante para camuflar esas ojeras que arrastras de la noche anterior, cuando vas al trabajo al día siguiente, o cuando quieres camelar al amante entre cubatas y humo, mientras el colorete disimula esas carencias que te hacen tan inseguro en las distancias cortas…

Así esta tarde, oía con cierta sorna como el gobierno de Aragón prometía que las listas de esperas se iban a reducir (hasta este punto bien) … por decreto!!! Aquí tengo que reconocer que mi sorpresa e incredulidad ha sido máxima. Me indigna pensar que toda reforma estructural que necesita la sanidad pública en Aragón sea eso, realizar un decreto que obligue a no sobrepasar en dos meses la lista de espera. Pero me suscita una importantísima pregunta, ¿en qué se va a sustentar esta medida? ¿Cuál es el plan que va a dar cobertura, para la realización de este deseo? Después de indagar en diferentes publicaciones digitales, he llegado a la conclusión que se desconoce o no se ha explicado. Lo cual me lleva a pensar que o no se sabe como acometerlo o es una operación de maquillaje. Para disfrazar una situación sanitaria frágil, que es la que vive Aragón, con un canto de sirenas.

Yo no soy de la opinión que para una correcta gestión sanitaria pública haga falta invertir mucho más dinero. Si que es cierto que hay que hacer una buena inversión, pero sobre todo es vital que ésta este alejada de las voluntades políticas y se despolitice, asumiendo que los mejores gestores sanitarios, son los propios profesionales sanitarios que se han formado en esa rama y no responden a criterios políticos, sino a elementos de eficiencia, calidad y satisfacción del usuario.
No es necesario este tipo de declaraciones del Sr. Biel que llenan los titulares de mañana, cuando no se sabe como se va a acompañar la medida; ¿piensan crear más plazas para profesionales sanitarios? ¿Se van a cubrir las vacantes que quedan en muchos centros sanitarios fuera del área de Zaragoza? ¿Van a crear una ley de exclusividad médica? ¿Se va a privatizar la sanidad, con este decreto? ¿Se va a apostar por la Atención Primaria, como fuente de prevención, eficaz, de posteriores patologías y enfermedades? ¿Se va a permitir que los ciudadanos puedan participar en la toma de decisiones de su propio sistema de salud?

De esta manera muchas de estas preguntas que me han asaltado, siguen quedando sin respuesta, por ello, los ciudadanos nos merecemos una sanidad pública de calidad, eficiente que responda a nuestras necesidades y por ello, los políticos deben acometer una verdadera reforma sanitaria y dejarse de operaciones de maquillaje que sólo nos dilata otra desilusión que nos camufla esa realidad, hasta que las luces de la fiesta se han apagado...

miércoles, 17 de junio de 2009

de mayor quiero ser camello

Hay veces que te planteas si la casualidad hace que acumules experiencias en un determinado sentido, o si es fruto todo de una causa… yo personalmente prefiero pensar que es fruto de la casualidad y no de la causalidad…

Así, en la consulta hemos tenido a bastantes profesores de instituto en estas últimas fechas y he podido intercambiar visiones del mundo, no sólo educativo, sino de la propia vivencia dentro de las clases y los valores que se emanan desde allá y lo que importan desde casa los chavales.



En los días posteriores al debate sobre el estado de la nación, recuerdo que Zapatero prometió un ordenador para cada alumno. De esta manera un profesor de matemáticas me comentaba que era escéptico ante la medida, aunque esperaba que llegase a funcionar, pero que no sólo era dotar de un portátil a cada alumno, sino darle unas herramientas y unos programas para que sea útil y luego instruir al profesorado, para que éstos le pudiesen sacar un buen rendimiento.
Seguidamente la conversación fue derivando hacia otros aspectos, hasta que me contó la siguiente escena; estaba en clase y reprimió a un alumno de 1º de ESO, por contestarle; “Yo de mayor quiero ser camello.”



De esta manera, ¿lo tomamos como media, o como caso aislado? Más allá de contestar a esta pregunta, cada uno la valorará desde su experiencia o según tenga la piel más o menos fina. A mí si que me inquieta este tipo de actitudes, dado que muestran una dinámica que no se aleja en demasía a lo que me narraba otro profesor unas fechas antes; estaba intentando motivar a un alumno a que estudiara y éste le exhortó; “total, para que quiero estudiar si mi primo es paleta y gana más que tú que eres profesor”…

¿Qué se ha propuesto desde la sociedad para que estos chavales quieran estudiar? ¿Realmente nos interesa, como sociedad, tener una masa de gente joven formada y preparada ante un cambiante y exigente futuro? ¿O preferimos que sean carne de cañón? ¿Qué modelos de conducta, de valores, de ideas, de expectativas se transmiten desde la propia familia a los hijos?¿Qué esperan los padres de los centros educativos? ¿Esperan que enseñen la cultura básica que todos deberíamos tener (aunque sólo sea para jugar al Trivial), o quieren que los propios profesores sean los inductores de los valores de sus hijos? ¿O acaso el colegio y el instituto se están convirtiendo en un parking para tener a los hijos 8 horas al día, controlados? Y así los padres despreocuparse y descansar de sus hijos…

viernes, 29 de mayo de 2009

una derecha



Yo estoy seguro que en España existe una derecha moderna, independiente de su pasado, con más aspiraciones que contraponerse a todo lo que pueda emanar desde la izquierda o socialdemocracia. Estoy seguro que dentro de esa derecha hay políticos válidos, para afrontar una reforma dentro su espectro ideológico para poder encarnar una opción ideológica cercana a las corrientes conservadoras o liberales europeas… Pero viendo las noticias que nos dan los titulares de la prensa de hoy pienso que esa derecha o no existe o la tienen amordazada en el sótano, para que no de señales de vida.

No podemos esperar de una derecha tan cañí, como la que representa a tantos españoles que aplauda las decisiones de un sindicato que añora a Franco, una maniobra revanchista, como la de pedir enjuiciar a Garzón. ¿Hoy la justicia sí que funciona? ¿Y estos meses atrás no? ¿Saben lo que significa una admisión a trámite? ¿ qué celebran? Que Franco sigue impune y protegido…
No podemos tener una derecha que se niega a todo progreso, que no quiere que las mujeres puedan elegir sobre su propio cuerpo, que se escuda en la iglesia para no decir lo que no se atreven… No podemos permitir que la iglesia banalice sobre las violaciones hasta compararlas con un aborto y que la derecha calle y mire hacia otro lado…
La derecha que nos merecemos, una derecha europea no puede tener estas fuertes rémoras del pasado, no debe hacer política con el retrovisor puesto. Debe, por supuesto defender sus tesis, pero sin complejos del pasado, sin guardar sospechosos silencios o cómplices compañeros de cama.

Así no deben escandalizarse cuando con sorprendente facilidad, vemos las sombras del pasado pululando entre bambalinas.

martes, 26 de mayo de 2009

una lengua diferente.



Es cierto aquello que dicen que una mentira repetida mil veces se transforma en verdad. Ejemplos tenemos muchos pero el último me salpicó el otro día en el trabajo, cuando una compañera refiriéndose al catalán que se habla en zona oriental de Aragón nos dijo; “Nosotros hablamos una lengua diferente. No hablamos catalán. Hablamos chapurreao”.

Cuando llegué a esta zona a vivir me produjo cierta sorpresa oír este tipo de afirmaciones, porque me parecían más anecdóticas que válidas, por el poco rigor que emanan, por sí mismas. Pero con el paso del tiempo he podido comprobar que no es una rareza de esta zona sino que esta sensación ha calado en el ideario popular de muchas localidades catalanoparlantes de Aragón. Mas si se hace una búsqueda por internet, puedes encontrar desafortunadas y muy poco rigurosas explicaciones para alegar que el chapurreao no es un dialecto del catalán. A la vez, éstas se entrelazan con historias propias de conspiraciones que, en el mejor de los casos, servirían para una reedición de Expediente X.
Me produce mucha tristeza que desde la mala fe, se haya alimentado este odio hacia la verdad, queriendo exponer que el catalán y el chapurreao, poco tienen que ver. Usando argumentos tan poco válidos como que poseen palabras diferentes, que el chapurreao no tiene una gramática escrita… pero cuando cara a cara rebates este argumentario propio de Catón ves que no hay ni un solo argumento que pueda sostener sus dogmas de fe que expresan.

Con esta defensa del catalán que hago, no busco una anexión de esta zona a Cataluña (siendo este argumento de chirigota propia de los carnavales). Sino que sólo abogo por buscar, como ya he comentado alguna vez, un marco legal y lingüístico necesario y adecuado para el dialecto de la zona oriental de Aragón, para así evitar el proceso de perdida de ámbitos que está sufriendo. Ya que es trágico oir la gran cantidad de castellanismos que se usan en el día a día, en una conversación ordinaria, con el consiguiente empobrecimiento de su dialecto.

miércoles, 20 de mayo de 2009

La ignorancia mata

Hace un tiempo vi una película, en la cual el malo de turno se dedicaba a matar los estudiantes de una afamada universidad, siguiendo un curioso patrón. Elegía a los peores y dejaba un críptico mensaje; “La ignorancia mata”.

Estos días atrás, esta sentencia me ha venido a la mente en varias ocasiones y casi siempre cuando voy a trabajar a una residencia de la zona. No porque decida eliminar a los residentes, sino porque debido a la crudeza de sus años jóvenes, de su infancia se vieron privados, de forma más o menos consciente y velada por sus mayores e instituciones de una verdadera educación.

Durante el día a día y en un sin fin de conversaciones con ellos, he podido comprobar que sufren los peores defectos que han heredado, trágicamente, de una deficiente, casi en el mejor de los casos, educación.
Muchos de ellos recibieron una formación que ni tan siquiera les permite leer un diario, o saber que pone en los escritos que muchas veces firman a ciegas.
Así con esta enorme carencia educativa se han forjado varias generaciones de personas serviles, sin capacidad crítica de decisión, sin posibilidad de elección, dado que no sólo es aprender a escribir o a leer, una buena enseñanza. Sino que la base de toda formación debe ir encaminada a conseguir una sociedad crítica, exigente, preparada, con capacidad para pensar y razonar de forma independiente que sea capaz de opinar y tenga interés en investigar, en desarrollar su intelecto, como mejor sepa, en desarrollar sus propios valores y que éstos no vengan impuestos. En definitiva en ser libres.

Supongo que en esos grises y amargos años, la educación era un bien preciado, al alcance de muy pocos y vigilado bajo el duro sesgo del sistema reinante. Perdiendo, de esta manera, la oportunidad de crear una sociedad más moderna, crítica, plural que la que el régimen tuvo a bien de modelar…

miércoles, 13 de mayo de 2009

¿dónde está la lista?



Hace unos días leí una frase que me provocó una irónica sonrisa, pero que se ha instalado en mi cabeza como “starter” de un pensamiento que ya pululaba en mí desde hace un tiempo.
La sentencia rezaba así; “¿Dónde está la lista que distingue las dictaduras buenas de las malas?”.

Esta reflexión dispara directamente al centro de las trincheras ideológicas que defienden con toda su munición argumentativa, aquellas dictaduras que les son próximas a su posicionamiento político, al menos en la teoría. Obviando que estos regimenes totalitarios o democracias de papel mojado son proyectos personalistas y en gran medida construidos a imagen y semejanza del todo poderoso sátrapa de turno. No siendo más que un trágico reducto donde los derechos elementales más básicos y que deberían ser respetados y reconocidos por todo el mundo, son obviados, olvidados y desterrados. Donde sólo caben en las fantasías, que dan las horas de prisión, de los que osaron alzar la voz contra estos regimenes tiránicos y vetustos, que a base de represión, miedo y control aspiran a postergar el fin de ese lucroso negocio para los líderes del cortijo-nación.
Así los derechos humanos, la libertad de expresión, el derecho a huelga, a reunión, la libertad de afiliación o incluso la propia identidad sexual son elementos que no se valoran, no se respetan, no se toleran, si escapan del baremo que el dictador ha establecido.
Por eso me cuesta comprender, como se puede defender formas de estado donde las libertades son exiguas o inexistentes. Añadiendo que tu vida no tiene ningún valor y sigue los designios del líder supremo.
Pero claro, debe molar mucho, muchísimo, ver como ondean esas banderas tan molonas que luego desde la comodidad del propio salón de cada uno defendemos con los privilegios que oferta vivir dentro de una democracia europea.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Mal de lenguas

Hace unos días vi un cartel que llamaba a los aragoneses a manifestarse contra la imposición del catalán en Aragón. Leído así, parece que una turba de furiosos catalanes con piolet en mano y barretina en la otra van a entrar por la franja de Ponent, para ocupar Aragón…
Nada más lejos de la realidad, lo que pretendían los grupos convocantes, no era otra cosa que seguir jugando con la demagogia que siempre pulula sobre las lenguas en España.
Ellos consideran que dar un marco de protección dentro de Aragón, en las zonas catalano parlantes al catalán es una imposición lingüística de esta lengua sobre el castellano y que por supuesto, todos los aragoneses deberán rendirse al credo catalanista y aprender catalán, incluso donde nunca se ha hablado...
¿Opinan lo mismo del aragonés, que se habla en el Pirineo? ¿También es una imposición?




Desde mi punto de vista considero crucial que todas las lenguas tengan una cobertura legal que les de un amparo, al nivel de su realidad social en esa región, al que aferrarse para no perder su identidad y acabar siendo un dialecto lleno de barbarismo, con construcciones verbales o gramaticales incorrectas. Por ello, considero que la variedad dialectal que se habla en las zonas colindantes con Cataluña y Valencia, de Aragón deben tener un marco que recoja sus necesidades, sus derechos y sus deberes. Se les debe dar una cobertura para que el idioma, y la cultura que arrastra con él, no se pierda en el limbo, no se vulgarice. Se le debe dar ámbitos formales para que pueda crecer, según sus necesidades y conseguir que el catalán pueda ser usado en todos los ámbitos, en esa zona, con total normalidad y en igualdad de oportunidades, para sus habitantes que el castellano. No pretendo un proceso de sustitución lingüística, lo que busco es una igualdad de oportunidades y con ello dotar de los mismos recursos e igualdad de oportunidades de desarrollo a lenguas que conviven en un mismo espacio, si llega a ser viable.

Pero más allá de crear una determinada ley de lenguas, para acoger, proteger, una lengua, que es parte del patrimonio cultural, social y personal de esa zona, no debemos olvidar que las lenguas están hechas para comunicar y no para dividir. Así resulta muy cansino escuchar los mismos tópicos que pululan en los eternos debates que se adoban luego con varios espacios comunes y manidos para querer de esta manera atraer hacia tu trinchera lingüística a los desinformados. Ya que contraponemos la superioridad de nuestra lengua a lo que hablan “los otros” y destacamos las grandes virtudes, mientras “ellos” no dejan de hablar un vocablo que no es más que un nido de áspides. Y para ello recurrimos a inventarnos la historia, falsear la realidad o humillar a los que hablan otra lengua, como si fuesen nativos sin civilizar y mereciesen la condescendiente labor socializadora que se producirá cuando acojan nuestra lengua y abandonen su sucia cultura inferior…

Debo reconocer que esta situación, no es nueva para mí, desde que empecé a entender como funcionaba el mundo, la he visto. Pero tengo que ver con cierto desánimo que se sienten las lenguas, en todos los sitios, como enemigos a batir, en vez de oportunidades de descubrir nuevas oportunidades.

domingo, 3 de mayo de 2009

callado estas más majo



Después de varios días desconectado de la realidad y viviendo en el mundo paralelo que supone que sea fin de semana y no estar por casa, ahora cuando he llegado y he encendido el ordenador, me ha sorprendido ver como en varias webs de información destacan que la libertad de expresión de la prensa corre malos tiempos. En todas las webs se alude a la crisis económica como factor agudizante de ello, en el mundo en general y sobretodo en los países más industrializados.
Pero más allá de plantearme si la crisis es consecuencia o excusa, para crear profesionales, con baja capacidad de crítica y sectarios con el medio que les paga. Me preocupa el fin mismo de la propia profesión. Donde se pasaría de un periodismo libre, comprometido, crítico y plural, a una serie de panfletos editados de forma sistemática, en la cual los reporteros no dejarían de ser meros transcriptores de las palabras dictadas desde los responsables de la redacción.

Habrá que plantearse que importantes razones son las que asustan a los redactores jefes, para no permitir que un reportero explique, cuente, narre, una noticia, sin tener que pasar el filtro de la propia censura que hace el medio…



Así podemos, también, lamentarnos de la deplorable situación informativa que padecen en muchos países con débiles democracias o con regimenes dictatoriales o personalistas. Ya que no deja de ser inquietante que este año hayan muerto 18 reporteros en el mundo, como consecuencia de su cometido profesional o centenares de ellos pasen sus horas entre las rejas de una prisión, por querer contar de forma veraz, libre y valiente la realidad que le rodea.

De esta manera se nos crea una paradójica realidad, donde quien puede usar la libertad de prensa, por las garantías constitucionales que posee, no puede hacer gala de ella, porque los medios se aferran a su línea editorial y no permiten capacidad alguna de disensión a sus trabajadores. Y sus colegas de fatigas, nacidos muchas veces en el otro hemisferio, que buscan explicar a sus iguales de una manera independiente del quión que marca el Estado que sucede en su país. Encuentran que al hacer gala de este derecho, son perseguidos, torturados, encarcelados e incluso matados.

Esta situación me recuerda mucho a una frase que los padres suelen decir, entre los dientes, a los niños que preguntan cosas que ellos consideran inoportunas; "callado estas más majo"

lunes, 27 de abril de 2009

Cuestión de peso



Hace unos días fue San Jorge… Sí, o como es más comúnmente conocido, Sant Jordi o el día del libro… a esto me refiero exactamente; que se pasa por alto que también coincide con el día de Aragón. Para mí este desconocimiento de ese dato, no es casual, ya que Aragón, es una comunidad desconocida fuera de sus límites territoriales. Más allá de los tópicos que se han generado; fama de cabezones, la Virgen del Pilar, el No al Trasvase y la Expo del año pasado, muy poco se conoce, se sabe de esta comunidad. En esta perorata no encontrareis una defensa patriota de este territorio, dado que no soy nativo de aquí, aunque sí me siento muy aragonés. Mas bien es una reflexión, sobre la importancia, relevancia de Aragón, dentro de España. Ahora que he tenido la oportunidad de verla desde fuera y ahora desde dentro.

Hace unos años, cuando mi novia, natural de Teruel estudiaba en otra comunidad, le preguntó un amigo; “¿Es bonita Granada?” ella le decía que no lo sabía y ante la insistencia de su compañero, le inquirió que porque le preguntaba por Granada, a lo que él contestó; “Teruel no es un pueblo de Granada”…
Podríamos comenzar la reflexión, por la provincia de Teruel, tal vez de las más castigadas por su despoblación. Un paciente me contaba con cierta sorna un día, que los turolenses, como iban a quedar tan pocos, que dentro de unos años serían como los indios de América y los meterían en una reserva.
O sino podríamos hablar de los pueblos del alto Aragón vacíos de vida, o llenos de agua y siluros. Aunque también podríamos hablar de las minas cerradas o del envejecimiento de los pueblos.

Pero lejos de centrarme en estos temas quiero hacer otro tipo de reflexión; del poco peso que los sucesivos dirigentes de los gobiernos autonómicos aragoneses han sabido dar a Aragón. Por esto, ellos deben ser los que deben sentir que han fallado en una idea primordial; que es poner a Aragón en un lugar, donde sea tenida en cuenta. Porque no hablamos de acaparar flashes de fotos, minutos de radio o grandes titulares. Hablamos de que con este peso específico las necesidades propias de los aragoneses pueden ser resueltas, satisfechas con una mayor celeridad y satisfacción.
Así es necesario que los diferentes gobiernos; autonómico y provinciales sitúen a Aragón en el mapa y de esta manera avancen, para dotar a esta comunidad de sus reivindicaciones históricas, para satisfacción y orgullo de los aragoneses de su propia tierra.


Un país

miércoles, 22 de abril de 2009

¿quién debe poner el cascabel al gato?



Hace un tiempo que parte de la justicia española se ha convertido en el baluarte defensor de los derechos internacionales y allá donde hay una tropelía contra la humanidad, emerge un juez español para intentar juzgar los hechos acontecidos. Tanto da que sea los ataques de los israelitas a la población civil palestina, como un juicio contra un dictador, como Pinochet (luego andamos a vueltas con nuestra particular dictadura…), como los vuelos de la CIA, hasta lo más reciente; intentar juzgar a los que han dado cobertura legal a la base de torturas que tiene en la isla de Cuba los Estados Unidos.

Todas estas acciones me parecen encomiables, muy dignas de cualquier persona docta en leyes y con una cierta sensibilidad hacia diversas situaciones a las que se han tenido que enfrentar seres humanos que han visto como perdían sus principales derechos.
Pero esta situación me plantea una duda; ¿Es la justicia española la que debe juzgar estos casos? ¿No existe un Tribunal Penal Internacional? ¿Es éste un mecanismo eficaz, para acometer las funciones que desempeña? O sólo es una fachada para enjuiciar a “pobres diablos”, y las acciones de muchos países que no han firmado el estatuto para adherirse a la corte quedan excluidos de la jurisdicción de él y tienen manga ancha, para poder usar la declaración de los Derechos Humanos, como papel para limpiarse las manos después de humillar lo que en ella se expone.

Por ello ante estas dudas que me surgen, creo que hay un evidente problema de cierta impunidad de poderosos países que pueden obviar (cuando a ellos les conviene) lo que recoge la declaración de los DDHH y los diferentes tratados internacionales. Para usar su fuerza, poder e influencia a su gusto y necesidad.
Por esta circunstancia la comunidad internacional (si este concepto existe como tal y no es un eufemismo) debería ser firme y no permitir estas actuaciones impunes, usando la voz y cobertura que debería ofrecer la ONU. Mas este organismo hace mucho que quedó como mero escaparate del sueño que pudo ser y no será, mientras mantenga su servidumbre y su estructura actual. Para ello debe dejar de ser un ente supervisado, vigilado y tutorizado por unos pocos estados, para convertirse en un organo de férrea e independiente vigilancia de los DDHH, y esto pasa por la cooperación internacional y verdadero compromiso de todos los países por promover, por luchar medidas en pos de la defensa de los derechos humanos. Sólo con los esfuerzos compartidos de todos podemos superar este gris horizonte.

Pero... ¿quién se moja? ¿quién pone el cascabel al gato?

miércoles, 15 de abril de 2009

El día de...




Desde hace muchos años he venido celebrando con bastante ilusión el día de la República, en sintonía con mi ferviente republicanismo. Muchas veces eran pequeños actos, en otras ocasiones tuve la oportunidad de idear y luego participar en actos en homenaje a los republicanos caidos o a compañeros que vivieron esa feliz y dura época.

Pero esta emoción, este jolgorio que sentía no hace tantos años, poco a poco se ha ido tornando en una cierta sensación de hipocresia. Dado que pienso que la República no es un ente muerto, no es algo del pasado y como tal, no concibo celebrar sólo hoy su día y el resto del año, no trabajar en pos de ella y a favor de la difusión de sus valores, de lo que comporta, de explicar porque la defiendo ante otros tipos de forma de estado. Así este día no me trasmite más sensaciones que lo que supuso históricamente. Pero no centro todo mi sentimiento republicano en esta fecha, para luego una vez apagadas las velas del cumpleaños y abiertos los regalos olvidarme de mi compromiso, tácito, con el 14 de Abril, hasta el próximo año.

Opino que los; “días de..”; la lucha contra el SIDA, contra la pobreza, del voluntariado… sólo sirven para rellenar unas cuantas hojas o líneas en los medios y acallar alguna mala conciencia, que piensa que ese día poniéndose el lazo rojo, dando dinero en la hucha que le arriman, o a una ONG ya ha colaborado y ha acallado a su pepito grillo particular. Por ello, entiendo que estas fechas puntuales están señaladas en el calendario con cierta hipocresia, si luego no continuas con esa lucha, reivindicación… ya que todos nos sumamos en esas horas al escaparate de las buenas maneras y a la foto. Para volver a esconder la bandera, el lazo, las buenas voluntades, en el arcón del altillo, hasta el año que viene…

Si bien, es cierto que en última instancia estos días sirven para dar un cierto relieve social a cuestiones que suelen o pueden pasar desapercibidas. Prefiero hacer de las luchas que comparto, una continuidad de ellas, cada día y no una postal de buenas voluntades.

Salud y República, compañeros!!

sábado, 11 de abril de 2009

posesión



“Eres mía o de nadie” le habrá dicho, antes de matarla, o en el mejor de los casos de dejarla herida, con el cuchillo de la cocina, con el palo del coche, con la escopeta de cazar.

Este sentimiento de posesión, de dominación sobre tu pareja es algo que me produce cierta sorpresa, porque ninguna persona pertenece a nadie más que a si misma. Por tanto, me cuesta llegar a pensar que puedas desde humillarla, con amenazas, con desprecios, con bofetadas o palizas, hasta querer finiquitar su vida…
Así este tipo de noticias que de forma recurrente nos salpican, durante el desayuno me producen una extraña sensación amarga. No comprendo como es posible llegar a matar a alguien, cuando esta no quiere seguir conviviendo contigo, no quiere seguir pasando miedo por el día, a que llegue el lobo feroz y ocultando, luego los recuerdos de sus palizas.

El mundo está lleno de garrulos, de eso no cabe duda alguna. Mas no justifica actos como estos, en los que la inteligencia humana queda retratada, bajo los tópicos, la ignorancia, la costumbre, los vicios heredados durante generaciones. Por ello, creo que este tipo de violencia necesita un enfoque mucho más directo y más amplio. No sólo se debe combatir a estos maleantes con la justicia, sino que se hace imperiosamente necesario que se aborden todos los espectros que rodean y justifican sus actos, destruyendo los nocivos hábitos que desde tiempos pasados arrastramos. Por ello es imprescindible acompasar toda reforma legal que se haga en materia de protección, con una ardua tarea, en la que la piedra angular sea una educación que nos enseñe, nos muestre, de forma certera y sin lugar a dudas, que no es que somos todos iguales, sino que además no somos nadie para maltratar, amedrentar, violentar, agredir, por supuesto matar a otra persona.
Creando de esta manera no sólo una nueva conciencia dentro de las generaciones futuras que rechazaran este tipo de actos, sino que además serán más sensibles ante hechos como estos y la presión social, contra el agresor será mayor.

martes, 31 de marzo de 2009

Sr. Obispo tengo una pregunta para usted...




Ya lo he comentado alguna vez, la iglesia me produce la sensación de retrotraerme varias décadas en la historia, o como si en vez de adelantar una hora este domingo, nos hubiesen quitado medio siglo de un plumazo. Viendo como el gris y el negro se instalan en nuestras vidas, para llenárnosla de superstición y adoctrinamiento.
Así vemos como las calles de Madrid se llenan con las sotanas de los domingos, las mejores alhajas y los abrigos de visón, que la chacha ha aderezado para la ocasión, esta vez clamando contra el aborto. Los obispos han movilizado a su núcleo duro para señalarnos al resto de mortales como asesinos, ya que ellos, por lo visto son los que reparten los carnets de defensores de la vida y el resto nos hemos quedado fuera de su moral.

Puede que tenga unas entendederas muy cortas, o que al no profesar su fe, no pueda comprender su críptico mensaje, pero alguien me tendrá que responder algún día a algunas preguntas (que nunca lo hacen cuando me paran por la calle, para cualquiera de sus campañas de autobombo); ¿Por qué no admiten la libertad individual de acción? ¿Por qué aún tenemos que escuchar sus papanatadas, en pleno S. XXI? No entienden que como una fe cualquiera, son sólo susceptibles de influir sobre sus creyentes y en consecuencia el resto no tenemos que casarnos con sus caprichos. ¿Por qué no dejan de ocupar la calle y dedican sus horas en predicar su credo en sus iglesias? ¿Por qué ahora se llevan las manos a la cabeza y claman contra el aborto, otra vez? Cuando este debate debería estar ya superado. No se dan cuenta que ellos son competentes en el ámbito moral, para sus feligreses, entonces, ¿Por qué tienen que emitir sus doctrinas sobre temas científicos, con tan poco fundamento, como el que suelen manejar?

Algún día Sres. Obispos deberán contestarme, porque tengo una pregunta para usted…

viernes, 27 de marzo de 2009

una sociedad activa




Estos días atrás, en un curso que estoy realizando sobre gestión sanitaria, la profesora me planteó una pregunta que me ha dado que pensar varios días;

“la estructura del sistema sanitario (publico-privado-universal-....) ya influye en la salud de las personas, pero además los servicios como el español de carácter descentralizado (la gestión la tienen las autonomías) hace que se creen desigualdades en salud dentro del mismo país”

Pienso que estas desigualdades que la profesora me comenta como resultado del trabajo que le entregué, no habría que tomarlas como consecuencia directa del traspaso de competencias que se hizo en su momento. Ya que el fin mismo de este proceso era y es, acercar los servicios, en este caso, la sanidad, a la población, a la sociedad. Por tanto, no tendría sentido acusar a este proceso de provocar el efecto contrario. Mas si que es cierto, que la superposición de administraciones, con diferentes orientaciones políticas puede provocar que no se integren y no se consigan desarrollar los proyectos de forma común y efectiva.
Luego podríamos acusar a los diferentes gobiernos de haber sido más o menos diligentes a la hora de gestionar y encabezar una transformación tan brutal como fue pasar del Sistema Nacional de Salud, a los servicios sanitarios de las CCAA. Aquí evidentemente, más allá de señalar los colores políticos, si que ha influido, en parte.
Mas hay un apartado que creo que es esencial para un correcto desarrollo de un servicio público, que es el de la participación de la sociedad. No debemos olvidar que este era el fin del traspaso de competencias. La sanidad debía de dejar de ser un coloso alejado de la realidad de la población, para acercarlo a la sociedad lo máximo posible. Debía de dejar de construir sus programas de trabajo desde la cúspide de la pirámide, y hacerlo desde la base.
Así la pregunta es, después de este paso ¿Se ha acercado a la sociedad? ¿Se ha permitido a la sociedad tomar parte en las decisiones de la sanidad? ¿Se escuchan las demandas de la población, para luego actuar en consecuencia?



Al hilo de estas preguntas no hace mucho pude leer una conferencia de Marchioni, un sociólogo que defiende a capa y espada el poder de una sociedad organizada, en la que explicaba una perogrullada, pero tendemos a olvidarla, la base de todo es la sociedad y ella es la que debe tomar las decisiones, siempre. Por ello se debe permitir a la gente que sea partícipe de su propia salud. Para ello hay que dar la formación e información necesarias, las administraciones deben permitir que se creen las redes sociales necesarias y sólo así, la salud será más participativa. Luego los centros de salud, deben crear equipos de trabajo que conjuntamente con dicha red social fuerte, concienciada y movilizada en la localidad, trabajen conjuntamente para desarrollar los proyectos sanitarios que sean los más adecuados para su entorno.
El sumatorio de este trabajo, al final, es una sociedad más responsable de su propia salud, con una mayor implicación con el servicio público y un mejor uso del mismo y, en consecuencia, un mejor desarrollo del sistema sanitario, dado que éste aumenta en eficacia, calidad y eficiencia.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Algo más que altruismo.




Hace tiempo en una serie de televisión, dos de los protagonistas debatieron durante el capítulo, sobre los actos altruistas. Uno defendía que éstos son muy escasos, ya que las personas buscamos, con estos gestos una satisfacción personal, o gratificación.
Poco antes, en un curso que hice en la universidad sobre cooperación al desarrollo, nos explicó un ponente una idea que se engarzaba con esa tesis. La intención de ir a un país a acometer un proyecto (por ejemplo) con una ONG, aunque esté vestido de altruismo, no es así. Ya que detrás de esa escenificación, reside un feed back, en el cual el cooperante (en este caso) recibe algo a cambio de su trabajo. Muchas veces ese “algo”, es interno, no es mesurable, ni cuantificable, siendo una satisfacción por el deber cumplido, pudiendo ser las experiencias que enriquezcan su vida, en la mayoría de los casos, es independiente a obtener una gratificación material.

Durante la ponencia todos estuvimos de acuerdo, en la tesis mantenida por el profesor, pero suscitó varias cuestiones que nos generaron un debate más filosófico que del que se orientaba la exposición. Bajo ese prisma, se perdía el noble romanticismo que rodea a la mayoría de las personas que actúan en pos de los excluidos dejando de lado su tranquila vida y yéndose a los confines del mundo o al mismo corazón del infierno a prestar su ayuda. Bajo esta nueva visión era obvio que lo hacían bajo unos nobles ideales, pero realmente la ayuda no es totalmente desinteresada, ya que esperas con tu trabajo y empeño obtener algo, alimentar el ego que en la mayoría vive y habita, simplemente sentirte bien o útil contigo mismo o purgar alguna miseria del pasado. Cierto es que estos viajes te transforman, te cambian la visión y te alejan de la realidad que has vivido para imbuirte en otra realidad que ni podías imaginar, ni pensabas vivir una vez allá.

Si bien el mayor gancho de estos grupos de acción social son sus actividades internacionales, al final son su escaparate y su mejor publicidad. Aunque ésta sea puntual y filtrada por la prensa, según sus propios intereses, sigue habiendo necesidades en Darfur, o la Malaria sigue azotando África aunque no se hable ya de ello.
Muchas de estas ONG también actúan a nivel local realizando proyectos educativos, formativos, de concienciación, otros para evitar la exclusión social o para facilitar la integración de determinados grupos sociales. Muchas de estas iniciativas pasan desapercibidas, invisibles para el ojo de la sociedad, en general, pero permiten extender una red social, paralela a las administraciones públicas. Donde estas no llegan o no pueden llegar. Realizando así una importante y vital labor social, no sólo para aquellas personas que pueden ser candidatas de recibir una determinada ayuda social. Sino además hay otra actividad social que es muy interesante porque busca cambiar los roles, arquetipos, tópicos, que pesan sobre los diferentes objetivos de actuación de las ONG y que emanan desde la sociedad. Por ello también centran parte de su actividad local en debatir, cuestionar, informar, mostrar esta realidad, desde los centros educativos. Para así intentar crear una sociedad con mayores valores y más justa.

sábado, 21 de marzo de 2009

inocente de mí!




Recuerdo que durante mi estancia en Londres, podía ver cada día en la boca del metro, los diarios gratuitos que se repartían y en ellos era una práctica habitual, que la portada estuviera ocupada por un primer plano de un supuesto asesino, violador, psicópata que campaba por los barrios de Londres haciendo sus desmanes… cabe decir que el juicio popular lo hacía ya el diario, en cuestión y que este amarillismo informativo no era exclusivo de los diarios gratuitos, sino que era una fiel extensión del contenido de muchos de los diarios ingleses.

Este sensacionalismo me produjo cierta sorpresa y pensaba para mí; “suerte que en España este amarillismo en los diarios o telediarios no existe”… inocente de mí!


Con el paso de los años y de las noticias más truculentas y morbosas, veo como se cumple aquella frase que dice; “se pega todo menos lo bonito”. Qué cierto! No podemos haber copiado el sistema de financiación de la BBC o la calidad de la misma, no. Lo que hemos importado es ese tufillo a carne, a sangre, a morbo con las que se adereza muchas noticias de sucesos a las que se les da un toque “más humano y social”.

No entiendo el interés de meter un micrófono delante de un pariente que acaba de perder a un familiar, para conseguir la declaración más soez, más sensiblera. ¿esto es informar? ¿Informar es mostrar la cara más amarillista y sensacionalista de las personas? ¿Para eso tienen que estudiar 5 años en una universidad una carrera?


Pienso que informaciones como las que abundan en las mañanas de las televisiones o en sus sobremesas, aunque las quieran vestir de seriedad, engalanar con profesionalidad, enmascarar con seriedad, flaco favor hacen a los medios que cobijan en su parrilla estos sucedáneos de entretenimiento. Dan sólo carnaza para saciar la sed de morbo, de imágenes truculentas y declaraciones prescindibles, por su bajo contenido informativo.

Mas, pienso que el problema lejos de ser de quien pone en antena este tipo de contenidos, sea de quien lo respalda, con su seguimiento televisivo. No podemos satanizar, exclusivamente, a los programadores, cuando hay gente que disfruta con este nuevo tipo de circo romano televisivo. Cuando semana tras semana nos preguntamos; ¿dónde está el corazón?, vamos a la tele a contar mentiras sobre nuestra vida, por unos míseros euros o nos sentamos delante de una cámara para contar a media España los dilemas que nos inundan y no sabemos solucionar… ¿Y la tele lo hará?



miércoles, 18 de marzo de 2009

La "X" de la declaración de la renta



Hay días que me levanto por la mañana y me planteo seriamente si no me he zambullido, mientras dormía, en un bucle y me he despertado a mediados del siglo pasado. Cuando un sátrapa mangoneaba España o hace unos cuantos siglos, cuando en el calor de las hogueras se emitía la justicia más cañí y sectaria. Luego con cierta resignación veo que no. Que hay viejos tópicos, vicios del pasado que hoy aún arrastramos y no sabemos, no podemos, dejar de lado, dar un paso al frente y desprendernos de cierta caspa que reposa en nuestros hombros.

Desde hace unos días la curia, supongo que aburrida de predicar en vacías iglesias, ha decidido ocupar su (enésimo) minuto de fama y nos ha recordado lo malos y pecadores que somos los infieles españoles, por apoyar la ley del aborto (¿no existía ya?), por no querer contraer el SIDA o alguna otra enfermedad venérea, porque España se rompe… (ah! Que hoy no toca esta cantinela…)
Lo que decía, en los últimos días vemos donde va a parar el dinero que el estado da a los miembros de la iglesia y lo que hacen con lo que recaudan de la famosa “X” de la casilla de la declaración de la renta. Van a recordarnos que somos unos pérfidos seres demoníacos porque protegemos más a los linces que a los no nacidos, con su mega campaña de publicidad anti aborto.

No ya por lo caduco de su imagen y por la poca credibilidad que me merecen ellos que no la religión católica, ni los católicos que los soportan. Considero que es imperiosamente necesario que la conferencia episcopal deje de depender de papá estado. Es absolutamente imprescindible que el estado sea totalmente laico y no tenga a los de siempre montándoles manifas (¿esto no era de pancarteros comeflores que no querían la guerra de Irak?), cada vez que respiran.
¿Y por qué defiendo un estado laico? Porque quiero que se respeten las decisiones políticas sin tener que ser valoradas desde un prisma subjetivo como es la religión y a su vez no debe ser usada como arma coactiva de nuestras libertades. Porque la religión debe ser enseñada sólo en las iglesias y no en las escuelas y, en consecuencia, no se debe mantener ninguna escuela religiosa, mediante conciertos. Porque no quiero que los símbolos religiosos sean los que presidan las juras de cargos, los actos oficiales. Porque no quiero encender la tele y ver un acto católico en una televisión pública y sobretodo porque, como se suele decir que cada palo aguante su vela, es decir que se autofinancien y no dependan del dinero de todos, para sus objetivos particulares. Porque es el siguiente paso de nuestra Constitución, eliminar las reminiscencias del nacional catolicismo que aún conservamos.

Todo esto por no hablar del flaco favor que hace el papa en sus viajes evangelizadores, por el mundo, diciendo que el preservativo es un elemento perniciosos que no ayuda a detener el SIDA, sino que aumenta dicha problemática...

Así no estoy pidiendo cometer purgas de católicos, quemas de iglesias y profanaciones de tumbas (esto son hechos de nuestro lamentable pasado) sólo pido que la iglesia ocupe el lugar que la propia sociedad le otorgue, como a cualquier otra religión, ONG o movimiento social.

viernes, 13 de marzo de 2009

escéptico ante Bolonia y su futuro



Hoy los universitarios y estudiantes de instituto han cambiado las aulas por las pancartas, la calle y las protestas contra el plan Bolonia. Un plan que como la mayoría a estas alturas de la vida todos sabemos que lo que pretende al final es permitir la entrada de dinero privado en la universidad pública. Lo que en otros sectores públicos se llama privatizar.

Mucha gente con la que he discutido, debatido sobre Bolonia me han acusado de que las protestas llegan tarde, o mejor dicho demasiado tarde. Ya que los estudiantes se rebelan contra esta reforma cuando es inminente, pero encontrar información sobre la verdadera magnitud de esta propuesta educativa, nunca ha sido fácil. No en vano uno de los caballos de batalla es el oscurantismo con el que se ha desarrollado este proyecto y la falta de debate con la comunidad universitaria en general y no sólo con los equipos directivos.

Recuerdo la primera vez que escuché mencionar el plan Bolonia. Yo por aquel entonces aún estaba en la universidad y fue un día al entrar en la facultad de Económicas (no recuerdo el motivo, del porque yo estaba allá) y me sorprendió un cartel colocado, en el cual se felicitaban por el acuerdo que daba como fruto el susodicho plan. Tengo que reconocer que en ese momento muy poca información pude encontrar, en los canales que usaba como información (el sindicato, prensa, internet) más allá de que se explicaba que era un proyecto para equiparar todas las carreras en Europa y permitir una mayor movilidad (vamos la quimera que 6-7 años después aún siguen vendiendo). Pero si que me dio mala espina que aquel reducto de mocasines, polos marineros y jerseys de pico, que era la facultad de económicas y derecho celebrara de esa manera la aprobación de dicho plan. Luego con el paso del tiempo Bolonia desapareció de la mente de los universitarios y se olvidó quedando como un proyecto que cuando preguntabas a los profesores apenas sabían explicar que la carrera pasaría a tener 4 años, en vez de los 3 actuales.

Así hemos llegado al día de hoy, con protestas por parte de la comunidad universitaria, pidiendo que no se privatice que no se permita que las empresas privadas inviertan en la universidad pública, ya que esto supondrá en fin de la educación universitaria, tal y como la conocemos y acabará siendo la universidad una extensión barata de las empresas. Donde formarán a sus empleados del futuro. Por cierto, un pregunta fácil, ¿cuántas empresas invertirán en carreras como filología catalana o historia del arte?

Tal vez parar Bolonia sea difícil pero los estudiantes si que se merecen que los políticos y rectores los tomen en cuenta, no sólo vale pedir que se movilicen cuando les interesa. Ahora los estudiantes se han movilizado, llevan meses protestando, haciendo encierros, charlas, concentraciones, manifestaciones contra la instauración de este plan, ahora no sirve la excusa; “son demasiado jóvenes para entenderlo”. Demostrando su implicación con los problemas que les rodean, no pueden decir que no se mueven por nada. Entonces los equipos de gobierno de las facultades y los responsables políticos deben pararse y atender las demandas, preguntas, quejas, sugerencias que los universitarios están expresando…

… pero al final será estéril. Llegará septiembre y con un sabor agrio empezará el curso y los chavales que ahora hacen 2º de Bachiller comprenderán lo que significa Bolonia. Que luego les digan que se movilicen y que les van a escuchar. Que son el futuro de la sociedad…

martes, 10 de marzo de 2009

¿Savia nueva?



Hace un año por estas fechas estábamos recontando los últimos votos que daban la victoria a Zapatero en las elecciones generales. No deja de ser sorprendente lo rápido que pasa el tiempo, a pesar de la que está cayendo.
Pasado este año se empieza a especular conque Zapatero va a cambiar varios naipes de su mano de cartas. Supongo que querrá dar un aire nuevo y fresco al consejo de ministros. Nueva savia que cambie la dinámica de derrotismo que en circunstancias se transmite. Nuevas ideas para afrontar esta delicada situación, en la que cada día aparecen datos y estadísticas que nos añaden más dosis de pesimismo.
Desde el exterior de la cocina de Moncloa, si que parece patente que algunos ministros han perdido algo de impulso y parecen más cansados que ilusionados, por ello no creo que sea descabellado reestructurar el gobierno para desde las áreas más relevantes en este momento dar un nuevo impulso y hacer una labor de gobierno más enérgica y decidida.

Al día siguiente de las elecciones se pronosticaba una legislatura menos tensa y, casi, más fácil para el gobierno; el PP estaba dejando la senda del continuo enfrentamiento y estaba (está) fuertemente dividido en intereses y sectores, respectivamente. Pero con el paso del tiempo la inercia ha hecho que el PP vea como su oposición se ve reforzada, aún con sus pocas ideas y parecen estar a la espera de asestar la estocada a un ejecutivo que da la sensación de estar menos activo y vital que en tiempos atrás.
Supongo que los resultados de las elecciones gallegas han acelerado las ideas de reforma y el temor a que este resultado sirva de acicate para el PP de cara a las elecciones europeas y en el día a día parlamentario. Y también, con la intención de impulsar la imagen del gobierno.

Así si se ejecuta esta reforma del ejecutivo, desde mi punto de vista, podría ser un acierto, para cambiar esa (aparente) dinámica, en la que el gobierno está estancado, en medio de la crisis y serviría como estímulo de cara a lo que queda de legislatura, para afrontar este tiempo con nuevas ideas y nuevas ilusiones.

jueves, 5 de marzo de 2009

Un nuevo paso para las mujeres


Hoy puede ser un gran día. A pesar del fuerte viento que ha soplado en la zona, que nos llevaba a todos doblados, del granizo, la lluvia y el frío cortante que nos ha recordado que aún no es primavera y que no escondamos la chaqueta, porque lo lamentaremos.

Lo que decía, hoy puede ser un gran día. Después de mucho tiempo esperando, mintiendo, escondiendo la verdad, las mujeres van a ser libres para poder ejercer su sexualidad y su vida de forma independiente, responsable y sin miedos.
Hoy se ha presentado las conclusiones de la futura (esperemos) ley del aborto, en la que podemos ver como éste será libre hasta las 14 semanas, entre otros aspectos destacados. Sobretodo por la dantesca situación a la que se tenía que recurrir, cuando una mujer o una pareja decidía abortar. Ya que sólo lo podías hacer si afirmabas unos supuestos que en muchas ocasiones no pasaban de ser ficticios. Por fin se acaba con una mentira. Se deja de ver a las mujeres como víctimas, como (hipotéticas) enfermas mentales, para darles las riendas de sus decisiones. Para que sean responsables de sus vidas y tengan ese derecho a decidir, que antes su escondía en subterfugios.
Con esta futura ley también se acabará el acoso, la persecución de las mujeres que han abortado, ya que no podrán ser perseguidas, como podía ocurrir hasta la fecha.

Son pequeños pasos, pero con tremendas repercusiones. Mas el camino no acaba aquí, esto no debe ser una barra libre, donde el aborto libre sea la panacea de los embarazos no deseados. El aborto debe aplicarse como última medida, para prevenir un embarazo no deseado. Es necesario que antes de llegar a este punto las parejas dispongan de los medios necesarios para poder evitar estas situaciones. Claro que me refiero a información, anticonceptivos, ayuda sanitaria profesional… pero hay una pregunta; ¿funciona? A la vista de los resultados, de la gran cantidad de embarazos en gente joven o muy joven que se interrumpen o no, creo que podemos decir que la información no llega.
Es necesario que las administraciones se impliquen con el tejido asociativo, creando una comunidad responsable de sí misma. Porque esta, así es capaz de intervenir en las decisiones que les atañen y en consecuencia se implican en buscar soluciones a los problemas que se les plantean como grupo. Sólo así, con la participación activa de los grupos sociales se conseguirá trasmitir un mensaje para una correcta salud sexual. Sólo con la implicación de los receptores se podrá cambiar las actitudes y hacerles sentir en ellos su poder de decisión y la importancia de él.